Insert Coin

Lo interesante ocurre cuando a alguien se le ocurre la idea de depositar una moneda en el vaso del vagabundo. ¡Clin¡ El sonido de la moneda activa la percepción de todos los transeúntes.

De repente, todo el mundo centra su atención en el indigente. como si esperaran algún tipo de reacción. Como si fuera una máquina tragaperras que fuera a ofrecer un premio. Como si fuera una Figura Viviente de las Ramblas. Como si fuera una máquina de tabaco que dá las gracias. Como si fuera una de esas cajas transparentes del Mc Donals de “ayuda al Tercer Mundo “. O un pozo de los deseos. O un gancho de atrapar peluches de la feria. O Como en aquellos tiempos no tan lejanos, en que la iglesia todo-poderosa perdonaba o redimía a los pecadores a cambio de monedas.

Acto seguido, los demás viandantes parecen experimentar una extraña sensación colectiva y rápidamente copian la acción. Después de escuchar el primer ¡Clin¡ otros turistas depositan monedas con una frecuencia inusual y casi ansiosa en el vaso del chico.  Una suerte de armonía teletubiesca recorre la calle durante unos segundos hasta que dejan de escucharse las monedas y finalmente, todo vuelve a la normalidad.

Redención (wikipedia)

La redención es el resultado de redimir. Un redentor es una persona que redime. Se entiende por redimir (del latín redímere, del prefijo re-, de nuevo, y émere, comprar):

    Liberar a alguien del dolor o de una mala situación.
    Volver a adquirir algo que se había perdido.
    Conseguir mediante pago la libertad del esclavo o el cautivo.
    Comprar de nuevo una cosa que se había vendido o empeñado.

En el cristianismo

La redención constituye uno de los dogmas centrales del cristianismo. En este, se reconoce por antonomasia a Jesucristo como “el Redentor”, pues murió en la cruz para salvar a la humanidad de la muerte y abrirle las puertas del Reino de los Cielos, se entiende como el pago de un rescate destinado a satisfacer a Dios. En el prefacio pascual, la Iglesia católica afirma que Cristo “con su muerte venció al pecado y con su resurrección venció a la muerte”, y el catecismo de la misma señala que: “La muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención definitiva de los hombres.

¿Conclusión?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s